“Los jóvenes se alejan cada vez mas del mundo real […]” – Radio Mitre

 

Para más información y contacto:

  • WhatsApp: +54 9 11 2684-0326

 

“La gente no tiene que descargar sus creencias del mundo en otros[…]” – Radio Con Vos

Para más información y contacto:

  • WhatsApp: +54 9 11 2684-0326

 

“Una nena le pidió ayuda a Vidal por maltrato” – La Nación +

Comparto entrevista del 11/08/2017 en #TerapiaDeNoticias por LN+

Para más información y contacto:
WhatsApp: +54 9 11 2684-0326

Facebook
LinkedIn
Twitter
Instagram

Participación en “Animales Sueltos” de Alejandro Fantino – America TV

Comparto con ustedes mi participación en el programa Animales Suelto de Alejandro Fantino por América TV del día de ayer (04/08/2017) en el que se tocaron múltiples temas tales como Venezuela, Boudou y mas.

 

“Conmoción en Villa Ballester tras el suicidio de un adolescente desde el tercer piso de un colegio” – InfoCielo

El joven de 17 años se arrojó desde lo alto del edificio y falleció camino al hospital. Antes, dejó cartas para sus amigos en las que les pide que “valoren a los que los rodean” y “cumplan lo que siempre desearon”. 

Un joven de 17 años falleció durante la mañana de ayer tras arrojarse desde el tercer piso de la Escuela Técnica N°2 Alemania, en Villa Ballester, partido de General San Martín.

El hecho tuvo lugar en calle Pacífico Rodríguez al 5600. Luego de caer en un patio interno del establecimiento, fue trasladado al hospital Eva Perón, pero falleció en el camino.

Antes de suicidarse, el adolescente les dejó cartas a sus amigos de quinto año, en las que les pidió que “valoren a los que los rodean” y “cumplan lo que siempre desearon”. “Este mundo no es para mí, yo no pertenezco y es hora de partir”, expresó en uno de los escritos.

En relación a este hecho, el psiquiatra Enrique De Rosa subrayó que “la población adolescente está particularmente señalada” y remarcó que si bien “hay que estar alerta a una serie de señales”, éstas no siempre son claras y varían de acuerdo al caso.

FUENTEInfoCielo

“Peritos de Farré afirmaron que es inimputable” – Cronica

El defensor del empresario que mató a su esposa en un country de Pilar en 2015 aseguró que su cliente no comprendía lo que hacía y debe ser absuelto. Además, “la emoción violenta” implicaría una pena menor a la prisión perpetua que reclamarán los acusadores.

El psiquiatra y la psicóloga que actúan como peritos de parte del ex empresario Fernando Farré en el juicio por el femicidio de su esposa, Claudia Schaefer, cometido en un country del partido bonaerense de Pilar hace dos años, apuntaron este viernes a la inimputabilidad del acusado, al asegurar que no pudo comprender lo que hacía al momento del ataque porque estaba en un “trance”. 

Al termino de la declaración de los testigos, se pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes a las 9, cuando se realizarán los alegatos de la fiscalía, el particular damnificado y la defensa, mientras que el martes se darán las instrucciones a los doce jurados para que pasen a deliberar y den a conocer el veredicto.

Adrián Tenca, defensor de Farré, adelantó que planteara dos lineas defensivas: la “inimputabilidad”, es decir, que su cliente no comprendía lo que hacía cuando mató a su esposa y debe ser absuelto, y la “emoción violenta”, que implicaría una pena menor a la prisión perpetua que reclamarán los acusadores.

La jornada del debate que coordina el juez del Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro Esteban Andrejín comenzó con la declaración del psiquiatra forense Enrique De Rosa, quien aseguró ante los jurados que Farré “en términos psiquiátricos, no pudo comprender lo que estaba haciendo, estaba en otro lugar”.

En coincidencia, la psicóloga que también entrevistó al acusado tras el crimen, Karina Levchuk, manifestó que Farré “es un irregulado emocional” y que “se podría haber matado tranquilamente, estaba preso de la ira.”

“Que se quedara en el lugar indica que no quiso huir, estaba en un trance hipnótico de anestesia emocional”, enfatizó.

Por su parte, De Rosa consideró que una persona “con esa capacidad intelectual no puede cometer un crimen de esa torpeza”, lo que demuestra que “estaba disociado por su estructura narcisista”.

Con tecnicismos, ambos peritos respaldaron la estrategia defensista que apunta a que Farré, que este viernes fue llevado a tribunales pero no quiso estar en la audiencia, sea declarado inimputable del femicidio de Schaefer.

“Farré presentaba una patología traumática pero no psicótica, no es un loco ni un retrasado mental sino que se habría encontrado en un estado mental que no le permitía comprender la naturaleza del hecho”, expresó De Rosa en base a las entrevistas que mantuvo con el acusado tras el hecho.

El psiquiatra aseguró que Farré tenía una “despersonalización que lo hacía no percibir la realidad ni a sí mismo” y, como ejemplo, recordó que en una entrevista el acusado le dijo que en el momento antes de cometer el crimen vio a su mujer con una “figura cambiada”,  con “un tamaño diferente”.

Las apreciaciones de ambos testigos se contraponen con las de las peritos oficiales que analizaron psiquiátrica y psicológicamente a Farré y que ayer ratificaron sus conclusiones respecto a que el día del hecho el imputado pudo comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones, que actuó como consecuencia de una “herida narcisista” y que nada les dijo durante las entrevistas sobre que mató a su esposa por una infidelidad de ella.

Las psiquiatras Liliana Varela y Ana María Harlap concluyeron en su informe que “la conducta homicida respondió a una etapa reflexiva por parte del victimario y reconoce un ánimo preexistente de malestar, ira, celos o resentimiento que actuó persistentemente sobre su personalidad y que culminó en la descarga motora delictiva”.

En su pericia psicológica, las licenciadas Adela Ahuad Silvina Alberino afirmaron que Farré “interpretó la denuncia de violencia de la víctima, el establecimiento del perímetro de exclusión del hogar y el retiro de sus pertenencias del domicilio conyugal como una vejación y provocación, habiéndolo vivido como una emboscada y una revancha por parte de su esposa”.

Sobre la relación que llevaban Farré y Schaefer, también declaró esta mañana la psicóloga de pareja que los atendió entre marzo y julio de 2015, Ana María Rothman, quien contó que ambos llegaron a su consultorio “con problemas en la relación y de convivencia”.

Según la especialista, Schaefer manifestó que “un futuro con Farré era imposible y que sentía mucho malestar”, mientras que él “quería recomponer la relación”.

Rothman dijo que si bien ella fue quien propuso hacer terapia de pareja, planteaba “mucha falta de confianza y de respeto, muchas situaciones conflictivas cotidianas”.

Las continuas peleas del matrimonio fueron reproducidas hoy nuevamente en la sala de audiencias a través de dos audios que había grabado la víctima con su celular.

Schaefer fue degollada y recibió 74 puñaladas el 21 agosto de 2015 cuando fue a buscar sus pertenencias a  su casa del country Martindale, de Pilar, en medio de un conflictivo proceso de divorcio.

A raíz de ese ataque, Farré afronta cargos por “homicidio agravado por femicidio” y por el vínculo y podría recibir una pena de prisión perpetua de ser hallado culpable de manera unánime por los doce integrantes del jurado.

“Hizo eclosión y se disoció de la realidad”

El abogado Adrián Tenca, defensor del ex empresario Fernando Farré, afirmó hoy que su cliente “hizo eclosión y se disoció de la realidad” cuando mató a su esposa en un country de Pilar en 2015, en un intento de convencer al jurado de no comprendió la criminalidad de sus actos.

Al término de la última audiencia de testigos en el juicio por jurados que se realiza en los tribunales de San Isidro, Tenca sostuvo que el psiquiatra y la psicóloga que presentó en el juicio “han señalado, a diferencia de las pericias oficiales, que Farré tiene una estructura narcisista de carácter traumática”. 

Según el defensor, “este trauma lo ha venido acumulando por distintas circunstancias a través de bastante tiempo atrás antes del hecho”.

“Es decir, que por determinadas circunstancias, que pueden ser de ese momento o anteriores, hizo eclosión ese día y se disoció de la realidad”, sostuvo Tenca.
Al respecto, explicó que “vio la realidad a través de una película y eso le impidió comprender la criminalidad de sus actos y comprender sus acciones”, lo que implicaría que es inimputable y debería ser declarado no culpable por ese motivo, ya que la autoría del hecho no está en discusión.

No obstante, Tenca dijo que -además de esa postura- en los alegatos del lunes próximo también planteará que Farré cometió el femicidio en estado de “emoción violenta”.       

“La inimputabilidad arrasa con los frenos inhibitorios, por eso es inimputable, mientras que la emoción violenta lo que hace es no arrasarlos, pero los disminuye de una manera importante, de modo tal que no se pueden controlar los impulsos, por eso es un homicidio atenuado”, explicó.

Si Farré es declarado “inimputable” por los jurados, deberá ser enviado a un neuropsiquiátrico y si, en cambio, es considerado “imputable” se deberá analizar si comprendió todo lo que hacía, lo que implicará una condena a prisión perpetua, o si actuó bajo “emoción violenta”, que atenúa la pena a entre 10 y 25 años.

FUENTE: Cronica

“Las revelaciones de la terapeuta de pareja de Farré y su ex esposa” – Telam

“Farré presentaba una patología traumática pero no psicótica, no es un loco ni un retrasado mental sino que se habría encontrado en un estado mental que no le permitía comprender la naturaleza del hecho”, expresó De Rosa en base a las entrevistas que mantuvo con el acusado tras el hecho.

Fernando Farré, acusado de matar a su esposa, Claudia Schaefer, de 66 puñaladas y ocho golpes, no aceptaba la idea de separarse.

Así lo sostuvo la psicóloga Ana María Rothman, que fue la profesional que atendió al acusado y a Schaefer en una terapia de pareja durante diez sesiones en 2015. La profesional declaró como testigo en la quinta audiencia del juicio oral y público contra Farré.

Fue testigo propuesta por la defensa. “A partir de la sexta sesión, cuando Claudia plantea la idea de la separación, Farré se irritó y levantó la voz. No quería aceptar”, afirmó la especialista.

Según la especialista, Schaefer manifestó que “un futuro con Farré era imposible y que sentía mucho malestar “, mientras que él “quería recomponer la relación”.Rothman dijo que si bien ella fue quien propuso hacer terapia de pareja, planteaba ” mucha falta de confianza y de respeto, muchas situaciones conflictivas cotidianas”.

La estrategia de la defensa de Farré apunta a demostrar la inimputabilidad del asesino, al asegurar que no pudo comprender lo que hacía al momento del ataque porque estaba en un “trance hipnótico de anestesia emocional”.
“En términos psiquiátricos, no pudo comprender lo que estaba haciendo, estaba en otro lugar”, manifestó el psiquiatra forense Enrique De Rosa al declarar ante el juez del Tribunal Oral Criminal 2 de San Isidro Esteban Andrejín, que lleva adelante el juicio por jurados a Farre.

En coincidencia, la psicóloga Karina Levchuk, que también entrevistó al acusado tras el crimen y que actuó como perito de parte, manifestó que Farré “es un irregulado emocional” y que “se podría haber matado tranquilamente, estaba preso de la ira”.

Por su parte De Rosa, consideró que una persona “con esa capacidad intelectual no puede cometer un crimen de esa torpeza”, lo que demuestra que “estaba disociado por su estructura narcisista”.

“Farré presentaba una patología traumática pero no psicótica, no es un loco ni un retrasado mental sino que se habría encontrado en un estado mental que no le permitía comprender la naturaleza del hecho”, expresó De Rosa en base a las entrevistas que mantuvo con el acusado tras el hecho.

Las apreciaciones de ambos testigos se contraponen con las de los peritos oficiales que analizaron psiquiátrica y psicológicamente a Farré y que ayer ratificaron sus conclusiones respecto a que el día del hecho el imputado pudo comprender la criminalidad de sus actos y dirigir sus acciones, que actuó como consecuencia de una “herida narcisista”.

Las psiquiatras Liliana Varela y Ana María Harlap concluyeron en su informe que “la conducta homicida respondió a una etapa reflexiva por parte del victimario y reconoce un ánimo preexistente de malestar, ira, celos o resentimiento que actuó persistentemente sobre su personalidad y que culminó en la descarga motora delictiva”.

En su pericia psicológica, las licenciadas Adela Ahuad y Silvina Alberino afirmaron que Farré “interpretó la denuncia de violencia de la víctima, el establecimiento del perímetro de exclusión del hogar y el retiro de sus pertenencias del domicilio conyugal como una vejación y provocación, habiéndolo vivido  como una emboscada y una revancha por parte de su esposa”.

Fuente: Telam

“Después del horror, la culpa: violadores, femicidas y suicidas” – BigBang News

El suicidio no es una salida simple. La mente de los psicópatas es más compleja de lo que parece. Cuando intentan quitarse o se quitan la vida puede suceder que entendieron lo que hicieron.

La semana pasada trascendió el suicidio de Lucas Gómez, el padrastro de Florencia Di Marco, la niña que apareció sin vida y con signos de abuso en San Luis. Días después, el pai umbanda, Luis Fernando Gómez Leal, de 50 años -acusado de abusar sexualmente de una nena de 10 años y de otras cuatro mujeres- fue hallado ahorcado en una celda de la Delegación Tres de la Policía Federal.

Y en Bahía Blanca trascendió el caso del intento de suicidio de un hombre denunciado por el abuso sexual de dos jóvenes, una de ellas familiar. Los ejemplos siguen. BigBang dialogó con el perito Enrique De Rosa Alabaster al respecto y afirmó que los suicidios ocurren porque “se trata de haber caído en lo que hicieron”.


Florencia tenía 12 años.

“Los que cometen delitos, cosificando a sus víctimas, no son monstruos que atacan, ni diablos con cuernos. En la mayoría de los casos son personas que tienen raptos en los que privilegian su pulsión. En el momento en el que pasan por una fase llamada “de enfriamiento”, caen en la realidad. Se dan cuenta lo que le hicieron a otros y lo que hicieron a sí mismos”, explica De Rosa.

En este contexto se pueden encuadrar los últimos hechos conocidos. Como el caso del pai umbanda Luis Fernando Gómez Leal, quien había sido detenido el viernes último acusado de abusar sexualmente de una nena de 10 años y de otras cuatro mujeres.

El lugar donde se habrían cometido los abusos.

El viernes anterior trascendió un caso de Bahía Blanca. Se trata de Rubén Ángel Rodríguez,  el jefe de ARBA de Monte Hermoso. Estaba detenido tras haber sido denunciado por abuso sexual a una menor. Debió ser internado en el hospital local, con custodia policial luego de haber querido cortarse las venas. Rodríguez tiene dos denuncias en su contra: la primera corresponde a un hecho ocurrido en 2010 con una joven que entonces tenía 13 años. A eso, se le sumó un caso de supuesto abuso intrafamiliar.

Gómez Lean fue denunciado por dos jóvenes.

Según informó el fiscal Mauricio Del Cero, en el sitio La NuevaRodríguez intentó quitarse la vida tras ratificarse la segunda denuncia.

“En estos casos ocurre ese rapto de suicidio por darse confrontar con el exterior, con ver lo que pasó, las secuelas de su accionar. Se da cuenta cuando sale de la situación que generó. El suicidio, en estos términos, es un hecho hasta lógico de pensar por el peso de los hechos cometidos. Y más ocurre cuando los detenidos cometen asesinatos, porque pese a que un abuso no es reparable, se pueden conformar pensando que no le quitaron la vida a otro. Depende de cómo reacciona cada criminal”, afirma el especialista.

En este punto se puede citar a Fernando Farré, quien mató a su esposa,Claudia Schaefer, luego de aplicarle 74 puñaladas en 2015. Según supo BigBang, el ex empresario de cosméticos tiene marcas de heridas y lesiones que se corresponden por intentos de suicidio. Farré permanece en el Servicio Penitenciario de José León Suárez, y espera que el 29 de mayo comience el juicio por jurados.

 

Fernando Farré mató de 74 puñaladas a su esposa.

Por otro lado, se puede mencionar el suicidio de Lucas Gómez. Estuvo 45 días en un pabellón en San Luis donde era el único habitante. No estaba en contacto con ningún otro detenido y según se informó al momento de su llegada, allí se encontraba “resguardado”.  De todas maneras, se investiga si el detenido fue “inducido” o si le facilitaron herramientas para matarse.

 

“Las mutilaciones en las cárceles de máxima seguridad ocurren. En menor cantidad que en otras cárceles, pero suceden. Y también existe la figura legal de “inducción al suicidio” y algunos pueden pensar “nos hizo un favor a todos” pero en realidad no se llega a la verdad en muchos casos”, agrega.

Gómez estaba alojado en un pabellón de apenas seis celdas. Era monitoreado por una cámara de seguridad que registraba sus movimientos, pero no captaba lo que hacía en la celda, para respetar su privacidad. Gómez se quitó la vida con un cable de red unido al cordón del jogging que tenía puesto.

También se encontraron cartas en las que le dedicaba palabras a sus hijos, su madre y su ex pareja. Eran papeles escritos con un lápiz. Ahora se analiza cómo hizo para ingresar un lápiz a su celda.

Lucas Gómez se ahorcó con un cable de red.

Todo está siendo investigado. Pero como en este caso y en el resto, la muerte del detenido no es el final del caso. “Las investigaciones no se detienen por el suicidio del acusado: se debe seguir trabajando hasta saber la verdad, o por lo menos, así debería ser”, finalizó De Rosa.

Fuente: www.bigbangnews.com

“Animales Sueltos” – AmericaTV – 10/04/2017

 

Para más información y contacto:
– WhatsApp: +54 9 11 2684-0326

– Facebook
– LinkedIn
– Twitter
– Instagram

“Animales Sueltos” – AmericaTV – 20/03/2017

 

Para más información y contacto:
WhatsApp: +54 9 11 2684-0326

Facebook
LinkedIn
Twitter
Instagram