El muerto nuestro de cada día danos hoy

Nuestra vida equivale y es tan frágil como “la gota de rocío suspendida del pico de una ave acuática donde se refleja la luna”
Maestro Dogen

La sociedad argentina entró quizás ya con rango definitivo en algo que hace unos años era casi teoría pura.
El asesinato, la muerte en su forma violenta era la excepción, no la regla esperable.
Hoy esto parecería haber cambiado…quizás por mucho tiempo.
Una sociedad donde la vida ha dejado de tener valor, y peor aún nos hemos desensibilizado a la violencia  y especialmente y más grave a la muerte.
Que la vida no vale nada o que 20 años no son nada, o que no hay derecho a vivir con miedo, son algunas de las múltiples formas que la cultura musical popular entendió hace años que la violencia establece un corte en la sociedad, y que en caso de no alertarse frente a esto, las consecuencias serían imprevisibles.
Hace unos años en una entrevista que me realizarán desde Colombia para un medio de ese país, me presentaba la dificultad de establecer la vivencia en el sentido más existencialista del término, y los que escuchaban la charla, notaban que “no era, no podía darme cuenta” de la realidad. Es decir tenía el conocimiento racional, pero carecía de la impronta vivencial, emocional  que le dieran peso, o mejor aún resonancia a mis palabras.
Hoy no hay semana o quizás día que esto ya (no) nos sorprenda.
El tema de hoy es un joven de 28 años que asesinó a un adolescente de 15 e hirió a otro en Flores a la salida de un boliche y cuando escapaba atropelló con su auto a dos personas que se encuentran en grave estado. Lo detuvieron al chocar contra un poste de luz y se inicia el incendio de su auto.
La forma de protegernos frente a este fenómeno es rápidamente decláralo “enfermo mental” o más a la moda “psicópata”, como si ello nos permitiera exorcizar el tema, y de alguna manera colocarlo en algún lugar racional que no alcanzamos a comprender.
La noticia sigue narrando que el asesino, no era conocido y ni había protagonizado una pelea con sus víctimas, ni siquiera había estado en ese lugar.
Existen varias lecturas a esto. Sin duda el asesino, no está en un estado psíquico normal, el problema que eso es un pensamiento tautológico, ya que lo que hizo desde ya define una anomalía.
La anomalía puede ser una patología propia y crónica como una enfermedad psicótica (esquizofrenia?), sumada seguramente a un trastorno de personalidad (sociópata, Trastorno de personalidad antisocial, psicópata etc.), o a uno orgánico ( epilepsia?), o alguno de los factores desencadenantes agudos como los cuadros tóxicos ( drogas) siendo este último el casi invitado ineludible en la esfera forense actual.
De cada una de estas posibilidades nos podemos extender hasta tratados completos.
Sin embargo todos estos serán evaluados solo en el estudio directo que harán los psiquiatras forenses, y descartan estas instancias y podrán hasta eventualmente establecer hasta la imputabilidad o no del acusado.
El inconveniente es que ese no es el lugar de la sociedad que padece estos episodios de manera creciente y que vive una colección de eventos aparentemente aislados, sin poder ver el bosque, la totalidad. El siguiente problema es que no vemos el contexto y nuca podemos entender el fenómeno.
La totalidad es que a pesar de todas las estadísticas que nos son enviadas en las cuales debemos convencernos, que no estamos tan mal, y sin darnos cuenta las estadísticas de violencia son lo opuesto a lo que creemos, vivimos con miedo. Vivimos en una sociedad que banalizo, validó y especialmente perdió la iniciativa frente a la violencia, y esto tiene consecuencias mucho más terribles que el hecho individual, y quizás ahí se pierde el concepto, ocasiona los siguientes casos por venir.
Por eso estos eventos no son aislados, nos sistémicos, son generadores de más violencia, y a su vez indicadores de la marea que sigue creciendo.
No analizarlo correctamente llevara a nada extraño, solo el incremento de esta enfermedad de la sociedad, en donde ahí si todos los factores, drogas, pérdida de control, pérdida de los frenos inhibitorios, locura serán más y más evidentes.

Sin embargo ese nivel de análisis poco nos ayuda y sin embargo es el que aún en la muestra de sus limitaciones seguimos usando.

Entrevista con Baby Etchecopar

Un enorme placer tuve el otro día en poder estar durante una hora entera, a solas con el múltiple Baby Etchecopar. Logra un ambiente que no tien nada que ver con el caos y poder diletar genera excelentes momentos, Lo comparto con uds a ver si les gusta.

https://www.youtube.com/watch?v=0WaSbFDMcP8

http://youtu.be/HqaK43Hfnt4

Violencia y Mundial: Del cabezazo de Zidane al mordisco de Luis Suarez.

Luis Suárez ha vuelto a las andadas esta vez Uruguay's Luis Suarez reacts after clashing with Italy's Giorgio Chiellini during their 2014 World Cup Group D soccer match at the Dunas arena in Natalpor morder a un rival en el brazo a Chiellini de la selección Italiana. Previamente Luis Suárez ha cometido lo mismo con Branislav Ivanovic del Chelsea En 2010, mientras que en el Ajax de Amsterdam, fue suspendido por siete partidos por morder el hombro del centrocampista del PSV Eindhoven Otman Bakkal y en la actualidad se enfrenta a una posible sanción de importancia.
Garra o comportamiento primitivo?
A veces el entender que esto se da en personas que deben su capacidad a un grado importante de combatividad, se confunde la esencia básica del deporte que es y ha sido la de justamente controlar nuestros impulsos agresivos y enmarcarlos en un código aceptable y que nos proteja, por eso las artes marciales son artes y no destrucción del otro o los partidos de rugby son batallas entre grupos pero con reglas claramente establecidas. El componente agónico, de lucha es la base del deporte, pero esto lleva el control del marco  limitante sin el cual no es deporte.
Es un comportamiento que se espera entre los niños pequeños con algún grado de dificultad de comportamiento, pero no de un adulto, y este episodio ha puesto sobre el tapete un tema extraño ¿Con qué frecuencia muerden los adultos? luis
El caso quizás más paradigmático ha sido el de Mike Tyson en la pelea con  Evander Holyfield en que mordió un trozo de la oreja y se ve como escupe el trozo mordido.
Es interesante ver como el mismo Mike Tyson tendría antes y después problemas de violencia de género con diversas parejas.
Las violencias son vasos comunicantes.
En los deportes de contacto, se presentan algunos casos, pero siendo siempre de descalificación y sanción grave como los ocurridos en el rugby o en las artes marciales mixtas.
En el caso de este tipo de situaciones es interesante ver como el mismo Evander Holyfield proponía que se trata de una gran frustración en el campo del deporte.
Esto es coherente con la idea que se trata de respuestas de liberación de impulsos muy primitivos que hacen salir los elementos más ligados a nuestro comportamiento animal primitivo. Desde ya el proceso es puramente impulsivo y no es un acto planificado o siquiera vivido como con un gran componente de conciencia, o racionalidad, que eventualmente motivaría otro tipo de respuesta agresiva.
No es habitual que se liberen comportamientos tan primitivos en el caso de la agresión aunque si es frecuente en situaciones en las cuales lo pasional por ejemplo se encuentra comprendido como las peleas de parejas con violencia física.
Eso pone en consideración la forma en que manejamos las frustraciones en un contexto de alto tenor emocional como pueden ser justamente las peleas pasionales o los eventos deportivos, y la posibilidad de pasaje al acto impulsivo, siendo este una muestra de lo primitivo que puede ser. En este contexto de comportamiento primitivo se enmarcan innumerables actos más graves como los homicidios o intentos de homicidios que en algunos casos parecen ser de difícil comprensión para el que es ajeno a la temática, como mutilaciones o el uso del fuego etc.,
Sea cualquiera el caso, la necesidad es de zidane-protagonizabordar el tema desde una perspectiva amplia en la cual se descarten desde comportamientos impulsivos de origen orgánico hasta posteriormente un profundo análisis de la personalidad que permita que establezca una terapia del control de los impulsos.
En el caso de Luis Suarez sin duda los beneficios serian inmensos dada la calidad de este deportista.

Qué es el pensamiento? La tarea del periodista

Entrevista para LV12TUC de Tucumán Argentina, con Patricia Acosta sobre el pensamiento pero desde la óptica de la formación del mismo y la tarea del periodista. Todo empezó por la creación de  la Secretaria del pensamiento. El pensamiento se puede moderar, controlar, reglar?

Carta de una niña que se va a morir… y explica que importa en la vida.

El propósito de la vida es una vida con propósito dice:

Athena Orchard, un niña de 13 años, murió de cáncer el pasado 28 de mayo en el Reino Unido. Luego de su muerte su familia descubrió un mensaje que ella escribió detrás  de su espejo.

Athena fue diagnosticada con osteosarcoma, una forma de cáncer de hueso, luego de descubrírsele una pequeña protuberancia en la cabeza en diciembre, de acuerdo con la agencia noticiosa Caters.La carte, en la que demuestra una nueva percepción de la vida que quizas nos enseñe algo…qué es importante y que no.

Cita

La felicidad depende de nosotros mismos. Quizá no es sobre un final feliz. Quizá es sobre lo vivido. El propósito de la vida es una vida con propósito. La diferencia entre lo ordinario y lo extraordinario es ese pequeño extra. La felicidad es una dirección no un destino. Gracias por existir. Sean felices, libres, crean, sean siempre jóvenes.

Conocen mi nombre no mi historia. Han escuchado lo que he hecho, pero no por lo que he pasado.

El amor es como un cristal, se mira muy encantador pero es fácil de romperse. El amor es raro, la vida es extraña, nada dura y la gente cambia. Cada día es especial, así que aprovéchenlo al máximo. Mañana pueden enfermarse de algo terminal, así que aprovechen al máximo cada día. La vida es mala solo si ustedes la hacen mala. Si alguien los ama, entonces no deben de dejarle escapar sin importar qué tan dura sea la situación. Recuerden que la vida está llena de subidas y bajadas.

Nunca renuncien a algo si no pueden dejar pasar un día sin pensar en ello. Quiero ser esa joven que hace mejores los malos días y la que hace que digas: ‘mi vida ha cambiado desde que la conocí’.

El amor no es cuántas veces digas ‘te amo’, es cuantas veces puedas probar que es cierto. El amor es como el viento, se puede sentir pero no se puede ver. Estoy esperando a enamorarme de alguien a quien pueda abrirle mi corazón. El amor no es sobre quién puedas visualizar pasando el futuro contigo, es sobre quién puedas visualizar pasando la vida contigo. La vida es un juego para todos pero el amor es el premio.

Sólo yo puedo juzgarme. A veces el amor duele. Ahora estoy peleando conmigo misma. Puedo sentir su dolor. Los sueños son mi realidad. Duele pero está bien, estoy acostumbrada.

No se apresuren a juzgarme, solo ven lo que yo escogí que vieran. No conocen la verdad. Sólo quiero divertirme y ser feliz sin ser juzgada.

Esta es mi vida, no la suya, no se preocupen por lo que hago. La gente los va a odiar, los va a calificar, los va a destrozar, pero qué tan fuerte lo soporten es lo que los hace a ustedes. ¡A ustedes!

No hay necesidad de llorar, porque sé que estarán a mi lado.

Jornada Sobre Conducta Violentas

En el marco del Honorable Congreso de la Nación en Rivadavia 1825, el día 26-5-2014 a las 14 hs se realizará una jornada Abierta, Gratuita y con entrega de certificados, sobre una temática que no puede ser de mayor actualidad e interés como es la violencia Social.

La Fundación Organizadora FunPreVi y las autoridades del evento han tenido la gentileza de invitarme y alli estaremos donde espeamos encontrarnos.Slide1

Documento Felices los que trabajan por la Paz

Adjunto el Documento de la asamblea de la Conferencia Episcopal, referente ala violencia que se está padeciendo en la Argentina.
La violencia ya hace mucho que es considerada una enfermedad en lo social que se exterioriza bajo formas diferentes pero con un núcleo central.

El documento

1. Como pastores del pueblo de Dios -del que provenimos y al que queremos servir- nos dirigimos a todos los miembros de la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad, para compartir nuestra mirada sobre un aspecto inquietante de la realidad nacional. Constatamos con dolor y preocupación que la Argentina está enferma de violencia. Algunos de los síntomas son evidentes, otros más sutiles, pero de una forma o de otra todos nos sentimos afectados. Queremos detenernos a reflexionar sobre este drama porque creemos que el amor vence al odio y que nuestro pueblo anhela la paz.

2. Son numerosas las formas de violencia que la sociedad padece a diario. Muchos viven con miedo al entrar o salir de casa, o temen dejarla sola, o están intranquilos esperando el regreso de los hijos de estudiar o trabajar. Los hechos delictivos no solamente han aumentado en cantidad sino también en agresividad. Una violencia cada vez más feroz y despiadada provoca lesiones graves y llega en muchos casos al homicidio. Es evidente la incidencia de la droga en algunas conductas violentas y en el descontrol de los que delinquen, en quienes se percibe escasa y casi nula valoración de la vida propia y ajena. La reiteración de estas situaciones alimenta en la población el enojo y la indignación, que de ninguna manera justifican respuestas de venganza o de la mal llamada “justicia por mano propia”. La creciente ola de delitos ha ganado espacio en los diversos medios de comunicación, que no siempre informan con objetividad y respeto a la privacidad y al dolor. Con frecuencia en nuestro país se promueve una dialéctica que alienta las divisiones y la agresividad.

3. No se puede responsabilizar y estigmatizar a los pobres por ser tales. Ellos sufren de manera particular la violencia y son víctimas de robos y asesinatos, aunque no aparezcan de modo destacado en las noticias. Conviene ampliar la mirada y reconocer que también son violencia las situaciones de exclusión social, de privación de oportunidades, de hambre y de marginación, de precariedad laboral, de empobrecimiento estructural de muchos, que contrasta con la insultante ostentación de riqueza de parte de otros. A estos escenarios violentos corremos el riesgo de habituarnos sin que nos duela el sufrimiento de los hermanos. Todo lo que atenta contra la dignidad de la vida humana es violación al proyecto de amor de Dios: la desnutrición infantil, gente durmiendo en la calle, hacinamiento y abuso, violencia doméstica, abandono del sistema educativo, peleas entre “barrabravas” a veces ligadas a dirigentes políticos y sociales, niños limpiando parabrisas de los autos, migrantes no acogidos e, incluso, la destrucción de la naturaleza. Hemos endurecido el corazón incorporando estas desgracias como parte de la normalidad de la vida social, acostumbrándonos a la injusticia y relativizando el bien y el mal. Es creciente la tendencia al individualismo y egoísmo, de los cuales despertamos sobresaltados cuando el delito nos afecta o toca cerca. El Papa Francisco señala que “se ha desarrollado una globalización de la indiferencia…” (Evangelii Gaudium 54).

4. Pero no nos ayuda culpar a los demás. Para lograr una sociedad en paz cada uno está llamado a sanar sus propias violencias. Es necesario reconocer las diversas crisis por las que atraviesa la familia, que es la primera escuela de paz. En ella aprendemos la buena noticia del amor humano y la alegría de convivir. Muchos niños y adolescentes crecen solos y en la calle provocando el debilitamiento de los vínculos sociales. Esto también repercute en la escuela.
Episodios de violencia escolar se desarrollan ante la mirada pasiva de algunos hasta que es demasiado tarde. Muchos jóvenes ni estudian ni trabajan, quedando expuestos a diversas formas de violencia.

5. La corrupción, tanto pública como privada, es un verdadero “cáncer social” (EG 60), causante de injusticia y muerte. Desviar dineros que deberían destinarse al bien del pueblo provoca ineficiencia en servicios elementales de salud, educación, transporte. Estos delitos habitualmente prescriben o su persecución penal es abandonada, garantizando y afianzando la impunidad. Son estafas económicas y morales que corroen la confianza del pueblo en las instituciones de la República, y sientan las bases de un estilo de vida caracterizado por la falta de respeto a la ley. A ello se agregan mafias del crimen organizado sin freno dedicadas a la trata de personas para la esclavitud laboral o sexual, el tráfico de drogas y armas, los desarmaderos de autos robados, etc.

6. Para construir una sociedad saludable es imprescindible un compromiso de todos en el respeto de la ley. Desde las reglas más importantes establecidas en la Constitución Nacional, hasta las leyes de tránsito y las normas que rigen los aspectos más cotidianos de la vida. Sólo si las leyes justas son respetadas, y quienes las violan son sancionados, podremos reconstruir los lazos sociales dañados por el delito, la impunidad y la falta de ejemplaridad de quienes tenemos alguna autoridad. La obediencia a la ley es algo virtuoso y deseable, que ennoblece y dignifica a la persona. Esto vale también para los reclamos por nuestros derechos, que deben ser firmes pero pacíficos, sin amenazas ni restricciones injustas a los derechos de los demás. Frente al delito, deseamos ver jueces y fiscales que actúen con diligencia, que tengan los medios para cumplir su función, y que gocen de la independencia, la estabilidad y la tranquilidad necesarias. La lentitud de la Justicia deteriora la confianza de los ciudadanos en su eficacia. Algunos profesionales suelen utilizar de modo inescrupuloso artilugios legales para burlar o esquivar la justicia: también esto es inmoral.

7. La cárcel genera en la sociedad la falsa ilusión de encerrar el mal, pero ofrece pocos resultados. El sistema carcelario debe cumplir su función sin violar los derechos fundamentales de todos los presos, cuidando su salud, promoviendo su reeducación y recuperación. Nos duele y preocupa que casi la mitad de los presos no tenga sentencia. La mayoría de ellos son jóvenes pobres y sin posibilidades para contratar abogados que defiendan sus causas. Ningún delito justifica el maltrato o la falta de respeto a la dignidad de los detenidos. Gracias a Dios algunos cumplen la palabra de Jesús: “Estuve preso y me visitaron” (Mt 25,36).

8. Nos estamos acostumbrando a la violencia verbal, a las calumnias y a la mentira, que “socava la confianza entre los hombres y rompe el tejido de las relaciones sociales” (Catecismo de la Iglesia Católica, 2486). Urge en la Argentina recuperar el compromiso con la verdad, en todas sus dimensiones. Sin ese paso estamos condenados al desencuentro y a una falsa apariencia de diálogo.

9. Estos síntomas son graves. Sin embargo, en el cuerpo de nuestra sociedad se encuentran también los recursos para afrontar el paciente camino de la recuperación. Todos estamos involucrados en primera persona. Destacamos, ante todo, el profundo anhelo de paz que sigue animando el compromiso de tantos ciudadanos. No hay aquí distinción entre creyentes y quienes no lo son. Todos estamos llamados a la tarea de educarnos para la paz.

10. Nosotros creemos que Dios es “fuente de toda razón y justicia” y que los peores males brotan del propio corazón humano. El vínculo de amor con Jesús vivo cura nuestra violencia más profunda y es el camino para avanzar en la amistad social y en la cultura del encuentro. A esto se refiere el Papa Francisco cuando nos invita a “cuidarnos unos a otros”. Jesús nos enseñó que “Dios hace salir el sol sobre buenos y malos y hace llover sobre justos e injustos” (Mt 5, 45). No hay persona que esté fuera de su corazón. En su proyecto de amor la humanidad entera está llamada a la plenitud. No hay una vida que valga más y otras menos: la del niño y el adulto, varón o mujer, trabajador o empresario, rico o pobre. Toda vida debe ser cuidada y ayudada en su desarrollo desde la concepción hasta la muerte natural, en todas sus etapas y dimensiones. Jesús es nuestra Paz, en él encontramos Vida y Vida abundante. A Él volvemos nuestra mirada y en Él ponemos nuestra esperanza para renovar nuestro compromiso en favor de la vida, la paz y la salud integral de nuestra querida Patria. Jesús nos dice: “Felices los que trabajan por la paz…” (Mt 5,9). Muchos ya lo están haciendo. Hay destacables iniciativas en escuelas, parroquias, clubes, talleres artísticos y otras organizaciones de la sociedad. Los alentamos a seguir siendo instrumentos de paz. Exhortamos particularmente a la dirigencia a desarrollar un diálogo que genere consensos y políticas de estado para superar la situación actual.

11. La Virgen de Luján, presente en el corazón creyente de tantos argentinos y argentinas, nos anima y acompaña en nuestro empeño “…porque cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño. En ella vemos que la humildad y la ternura no son virtudes de los débiles sino de los fuertes, que no necesitan maltratar a otros para sentirse importantes…”

El insomnio aumenta el riesgo de ACV

Neurologia.cominsomnio
Las personas que padecen insomnio podrían estar en un mayor riesgo de ictus, sobre todo si son adultos jóvenes, según un reciente estudio con un seguimiento de cuatro años.

El estudio comparó expedientes médicos seleccionados al azar de más de 21.438 personas insomnes (edad media: 52 ± 16 años) y 64.314 sujetos sin insomnio (edad media: 51 ± 16 años). Ninguno de ellos tenía un diagnóstico previo de ictus ni apnea del sueño. Durante el seguimiento de cuatro años, 583 personas insomnes y 962 no insomnes debieron ingresar por ictus. Tras tomar en cuenta otros factores, los investigadores concluyeron que las personas con insomnio tenían un riesgo de ictus un 54% superior (hazard ratio ajustado = 1,54; IC 95% = 1,38-1,72).

También hallaron que el nivel de insomnio tenía una influencia directa sobre el riesgo aparente de ictus. Los insomnes también solían presentar más factores de riesgo de ictus, como diabetes, hipertensión y nivel de colesterol alto.
[Stroke 2014]
Wu MP, Lin HJ, Weng SF, Ho CH, Wang JJ, Hsu YW

Trauma y Medios

Incidencia en el trauma infantil- Imágenes NY en el Ateneo

Leyendo y viendo los medios antes de venir, me preguntaba…de que hablamos, cuando hablamos de trauma? 

Un ejemplo muy inmediato es la población infantil y sus diferentes presentaciones. Veíamos chicos diciendo que no había futuro….

La hipótesis del trabajo que es plantear preguntas, más que disertar, y en este caso, es la siguiente,  para comprender el Trauma hay que empezar a mirar a varios otros lugares y sino inevitablemente uno repite la misa historia aprendida…recitar el DSM por ejemplo.

Es decir el trauma es un fenómeno primordialmente cultural.  Monismo y dualismo: de alguna manera al hablar de esto estamos partiendo desde algún lugar que presupone en definitiva nuestras intervenciones. Qué tratamos, sobre que hipótesis actuamos… hay pobre gente a la que le pasan cosas, el destino es malo, existe el destino, cada uno lo hace?  Hay que repasar un poco la evolución de nuestro pensamiento con respecto al trauma y plantearse algo así como medios cultura y patologías por trauma en la Argentina actual. No se pasan imágenes ya que es un fenómeno profundamente enraizado en las percepciones y las interpretaciones y no las realidades… a pesar de que sea la realidad aquello que se instala y se nos impone en primer plano.

Niño que lloraba frente al violín. Es lo mismo ahora? El individuo está en un nuevo escenario y por ende las patologías. Cuando uno lee la vida de los clásicos, evidentemente comprende que el mundo ya no es el mismo y que los parámetros ya no son solo modificaciones culturales sino en la velocidad en la que se producen los acontecimientos. La globalización por ejemplo ha modificado un contexto cultural muy específico y único por uno bastante más homogéneo o al menos en el cual las diferencias se han diluido.

Así históricamente el trauma se relaciona con la guerra y con la visión del ejército. Así todo giraba alrededor de esta concepción, y en alguna medida hasta las formas de presentación eran solo esas. La historia de la segunda mitad del siglo XX, muestra que si bien existe el conflicto bélico clásico empiezan otras formas diferentes y muy variadas así llegamos al estado actual, en el que se instalan diferentes hipótesis de conflicto. También empezaron a aparecer los desastres de la IIWW. En estas nuevas situaciones también cambiaron las fuentes del conflicto, y así las alianzas y los enemigos y sus razones cambiaban.

Mundo post-guerra con su lógica, y la 1948 WHO arma su código ICD en base al código de las fuerzas armadas.

Vamos viendo como el cuadro se nuclea en principio alrededor de los Trastornos por ansiedad…las idas y vueltas de la patología, o mejor solo de la nosología, de las clasificaciones.

Barlow lo presenta alrededor del trauma y la gente desarrolla ideas…el trauma es impredecible e incontrolable. Factores desencadenantes son alarmas que producen miedo.. Preocupación y anticipación de estrés futuro, sin embargo lo recurrente y superpuesto es más relativo al duelo y la melancolía.

Problema de la difusión de los síntomas, cuanto más distante se está del manejo del trauma más se diluye el diagnóstico y se tiende a la homogenización con otros cuadros.

El planteo es el de un continuo de las etapas del trauma…

Una forma de tomar el tema es a partir de las variables biológicas, ver presentación niveles.

La idea del control de su propio destino es reciente y de occidente. La idea de predestinación está implícita en culturas de oriente y con una visión de su cosmos específica. Ping cita a la respuesta a Job.

De allí que la percepción de lo traumático sea otra.. Necesariamente el trauma está basado en la interacción con el ambiente, los otros.

La investigación nos ha mostrado que el estrés y el trauma tratan con temas biológicos, psicológicos, culturales, sociales etc.

El sostén social posibilita evaluaciones de si mismo, positivas o negativas de si mismo, y en este contexto las adaptaciones negativas pueden ser características. Cultura aparece como una espada de dos filos, su presencia es protectora, pero el descrédito/pérdida de la misma es traumático.

No vamos a hablar de realidades sino de apariencias, de percepciones. La cultura es un sostén de soporte y protección de valores y estilos de vida….la destrucción de los mismos tendrá efectos negativos en sus miembros. Los mitos por ejemplo han servido de información/preparación previa de a una situación traumática.. por ejemplo de pasaje… el alma aparece entonces como una de las poderosos interrogantes del alma humana, y motor de cambio. Sísifo/Orfeo y Eurídice, el mito del colgado, o como decíamos antes Job, y deben producir algo una metanoia sino quedaran atrapados en un círculo… que cuando no conocíamos los nombre apropiados llamábamos obsesiva. Zeus envía a Tánatos a matarlo, falla pero luego con la ayuda de Zeus triunfa. Sísifo es llevado ante Hades y le impone la tarea, y paradójicamente el “que ya era viejo más que los mortales”, le pide a su mujer que no celebre funerales.

Orfeo decide buscar a su amada ante Hades ya que fue mordida el día de su boda y aún cuando se le dice de no mirar hacia atrás lo hace y se lo envía a un monte donde por no escuchar a quienes buscan seducirlo.

Trauma (Shalev) altera la percepción de esta red social. La cultura tiende a volver la vida predecible y cuando falla el individuo debe poner en juego una serie de estrategias y defensas propias.

Por otro lado la cultura se adapta y modifica por nuevos grupos d poder, y dadores de significado. En los estudios antropológicos se abordan situaciones frente a guerras tribales, pero en nuestro medio estos estudios pueden ser aplicados ya que las modificaciones son dadas por otros grupos, políticos, sindicalistas, pibes chorros, bonaerense, etc.

Paranoia sustituye a la confianza. Una difusión de la propia identidad con la aparición de falso self (negación tan frecuente en nuestro medio),

La cultura también aparece como un reorientador en caso de actuar. Estamos acostumbrados  a llegar y a actuar después del trauma, pero la sociedad, la cultura tiene otros tiempos. También hay que pensar allí, El trauma crónico sobre una sociedad, puede convertir las alteraciones perceptivas en realidades y que por ejemplo la percepción paranoide sea una forma de vida. Shalimov en Rusia y países del este. Pueden ser mecanismos útiles para vivir pero luego muy difíciles para erradicar luego de la sociedad…estos mecanismos defensivos o estas adaptaciones. O por ejemplo la disociación en las guerras civiles de Uganda da el caso e las víctimas de las violaciones sistemáticas.

La búsqueda de significado culpa, vergüenza, venganza olvido intentos de reparación Trauma secundario…la familia, el medio busca un chivo emisario. Algunas personas pueden sentir culpa por mostrar a otros su propia fragilidad. Conflicto entre no poder ver y no poder explicar.

Rusell, Breslau…revictimización. La vida puede ser vivida como miedo a la revictimización y la necesidad de ella como reaseguro.  Muchas personas tienden a repetir constantemente ese trauma. Ser victimario.

Qué hace que un evento estresante, o traumático, se transforme en un trauma personal?

Mientras la gente sienta que pueden mantenerse fuera de lo inevitable o se sientan llevados-protegidos por alguien más fuerte que ellos los sistemas biológicos y psicológicos, parecen estar protegidos. De allí la imagen que está usando actualmente del Titanic que se hunde.

Mucha de nuestra actividad está dada por intentar interpretar como funciona el mundo y con la creación de estructuras más o menos estables.

Chicos necesitan de un nivel básico de seguridad, y el aprendizaje en el tiempo de poder hacer compromisos protectores con personas instituciones y sistemas de valores. La seguridad es entonces un balance interno-externo y si la gente no tiene la capacidad de hacer frente a esta sobrecarga de información real o imaginaria se vuelve sintomática.

Se establecen patrones cognitivos, por ejemplo ya Kardiner había señalado el desvío atencional hacia fuente d stress potencial dando una hiperactivación crónica., y que llevaba a un fenómeno de recupero de memoria dependiente del estado (state dependent memory retrieval) que lleva a un incremento del acceso de la memoria traumática… y que evita el compromiso afectivo.

A nivel  neurofisiológico se encuentra por ejemplo una falta de discriminación entre los estímulos relevantes e irrelevantes, complicado aún más la secuencia de estrategias válidas. 

Victimización y percepción de la violencia

El crecimiento y la transformación de las ciudades ha hecho que la violencia urbana sea uno de los fenómenos más actuales de la ciudad contemporánea.  En las últimas dos décadas, dentro del contexto latinoamericano se ha experimentado una disminución de la violencia política en pos del aumento de la delincuencia urbana.  Si bien este es un fenómeno imposible de eludir, una percepción distorsionada de la realidad que involucre a los habitantes de las grandes urbes hace que miles de sujetos se vean amenazados, y a partir de ello, el miedo que afecta a los sujetos, hace que la vida y la existencia se transforme en sus diferentes aspectos.

Según los datos analizados, puede afirmarse que las personas que no pudieron resolver los conflictos derivados de la percepción de la victimización criminal han desarrollado alteraciones que pueden ser expresadas como trauma psicológico. Y más que ello: el funcionamiento social también se ha visto constreñido, lo cual, en última instancia lleva a que el funcionamiento global se vea afectado. 

La victimización criminal puede ser visualizada como una sirena de alarma que los sujetos no dejan de escuchar, independientemente de que el peligro sea real o percibido, ya que aún cuando la dimensión subjetiva, con sus diversos sentimientos de miedo, y la dimensión objetiva del incremento de la delincuencia no guardan necesariamente correspondencia en términos de causalidad y homología, ambas son indisolubles.   De todos modos, no debe olvidarse que cada persona, ante este tipo de impactos reaccionará de diferente forma, dependiendo de su grado de vulnerabilidad y de su perfil psicofísico.

Si bien aquí se pretende demostrar la gravedad de la situación, por su alta repercusión psicológica, muchas veces estas situaciones son pasadas por alto tanto por los propios individuos como por los profesionales de la salud mental, probablemente por la vanalización de la situación en lo que respecta a la cuestión de la violencia urbana.  Este tipo de agresión derivada de la percepción de la violencia a la que se enfrentan los sujetos a diario, disimulada, oculta, difícil de descubrir, complica que el impacto se valore en su justa medida. Si se quiere actuar con responsabilidad desde el campo de la salud mental, no debe olvidarse que los sujetos que son victimizados por el miedo a convertirse en víctima de un crimen, puede ocasionar un daño mayor que la victimización tradicional, ya que vivir dentro de un contexto donde exista cotidianamente una amenaza permanente de victimización criminal, como un estresor continuo que perdura  en el tiempo, lesiona significativamente el funcionamiento de las personas.

Es así que los sujetos experimentan su percepción de la violencia urbana como dramática e inacabable lo cual los lleva a  vivir en un estado de angustia permanente, que limita sus capacidades de respuesta, dejando lugar a que aparezca la herida traumática a través de manifestaciones en los aspectos emocionales, cognitivos, conductuales y sociales en total interrelación unos con otros.

Como cierre no se pretende arribar aquí a una conclusión final, sino que se pretende que esta línea de investigación continúe abierta.  Así como la investigación del trauma psicológico, desde sus orígenes hasta la categorización actual del DSM-IV ha hecho mucho para paliar el sufrimiento de los seres humanos, que muchas veces habían sido malinterpretados por no poder dimensionar justamente diferentes hechos traumáticos, no debe olvidarse que la percepción de vivir en una sociedad violenta, de convertirse en víctima de un crimen, crimen que no sólo afecte a los bienes físicos, sino que puede afectar a la vida misma  en forma de lesiones que pueden llegar hasta la muerte en manos de la delincuencia es tan o más traumatizante que los diversos fenómenos que se han tomado hasta el momento actual.

Internet: Te conecta o Aisla? (Nota Psicología práctica Madrid)

 

Subo la nota para la que me consultaran de la revista Psicología practica sobre un tema ya clásico peor siempre evolucionando y son los usos y constumbres por internet y como modifican los comportamientos sociales, Se escuchan porpuestas para abrir el debatePag 2PsiPracticaPsiPractica (1) PsiPractica (2)PsiPractica (3) Pag 2PsiPractica